Qué Hacer Para Tener Apetito De Comer

Qué Hacer Para Tener Apetito De Comer
Califica este Post

Qué Hacer Para Tener Apetito De Comer

Los “pequeños apetitos” son muy comunes en los niños, los ancianos, los que están ansiosos o afectados por la enfermedad.

Cuando la falta de apetito perdura en el tiempo, pueden aparecer consecuencias nutricionales y provocar deficiencias de vitaminas y minerales

Incluso malnutrición en casos extremos, debido al bajo consumo de proteínas. En este artículo tendras toda la información correspondiente.

Qué Hacer Para Tener Apetito De Comer

Para remediarlo, encontrarás consejos para estimular el apetito, en este contenido que es de tu interés.

1 Come alimentos orexigénicos para estimular el apetito

Llamamos “alimentos orexigénicos” a aquellos que tienen el poder de abrir el apetito:

Estos son, ante todo, los alimentos que más le gustan. Para abrir el apetito, debe tener comida frente a ti que genere placer en el paladar. Son los llamados alimentos “apetitosos”, es decir, que saben cómo provocar una sensación agradable.

Los alimentos ricos en carbohidratos (azúcares) causan una sensación de hambre a través de un proceso fisiológico: causan un pico de azúcar en la sangre.

En la disminución del contenido de azúcar, el cerebro entonces requiere carbohidratos para hacerla subir y abre el apetito para este propósito. Comer frutas, cereales y almidones, todos ricos en carbohidratos, le ayudarán a sentir hambre.

Nota: los alimentos que contienen glutamato (aditivo E620), un aditivo muy presente en los platos asiáticos, tiende a estimular fuertemente el apetito.

Precaución: los alimentos industriales grasos y dulces, como patatas fritas, pasteles o caramelos, abrirán el apetito. La industria alimentaria lo cuida para empujarlo al consumo. Sin embargo, estos alimentos no se recomiendan porque son muy malos para la salud general del cuerpo.

2 Adapta tus comidas para estimular tu apetito

Asegúrate de comer a horas regulares ya que esto le permite al cuerpo estabilizar las señales de hambre que le envía. Esto te ayudará a crear una necesidad de comer.

También hay algunos buenos cuidados que te ayudarán a abrir el apetito o a compensar tus deficiencias.

3 Haz muchas comidas pequeñas

Cuando no tienes hambre, nada es peor que un plato lleno delante de tus narices. Prefiere hacer 3 pequeñas comidas principales y 2 a 3 bocadillos más durante el día.

Las pequeñas cantidades no te desanimarán y, poco a poco, estas pequeñas comidas te devolverán el sabor y sobre todo el deseo de comer.

Ejemplos de bocadillos energéticos: coma almendras, nueces, avellanas o chocolate negro. Esto te proporcionará proteínas, grasas buenas, vitaminas, minerales y fibra.

Es bueno saberlo: el tabaco bloquea el apetito.

4 No beber durante las comidas

Prefiere beber al aire libre. El agua ocupa espacio en el estómago y participa plenamente en la sensación de saciedad. Cuando falta apetito, los alimentos sólidos son mejores que los líquidos.

Consejo: de la misma manera, no comas sopa, sino puré de verduras o verduras fritas.

5 Mezcla sus alimentos si masticar lo cansa

En caso de enfermedad o astenia (fatiga general), masticar puede ser restrictivo y no contribuye al apetito.

Para cuando te sientas mejor, mezcla tus alimentos y come tus comidas como puré de papas. Poco a poco irás reintroduciendo las piezas a medida que recuperes tus habilidades.

Consejo: colorea tus comidas. Como tal, evite tener purés marrones debajo de la nariz, los cuales no tienen una apariencia apetitosa. Para ello, privilegiar las verduras bien coloreadas.

5 Estimular el apetito con remedios naturales

La pérdida de apetito o un poco de apetito puede tener razones fisiológicas y ser estimulado naturalmente.

Sírvte con hierbas medicinales para abrir el apetito

Algunas plantas tienen propiedades orexigénicas:

  • Lúpulo;
  • Alholva;
  • La genciana amarilla.

En infusión fuera de las comidas o en cápsulas, pueden representar una ayuda preciosa para estimular el apetito.

Consejo: Si te cuesta recuperar el apetito, pídele a su médico que te recete un chequeo nutricional. Esto te permitirá saber si necesitas ser suplementado con proteínas, vitaminas y minerales.

6 Rehacer la flora intestinal

Un desequilibrio en la flora intestinal puede causar pérdida del apetito. Reparar con probióticos. Estas son bacterias intestinales amigables encapsuladas que sanarán tu flora intestinal.

  • Compra sus probióticos en farmacias.
  • Prefiere los que requieren una sola ingesta diaria.
  • Hacer una cura de al menos 3 meses

Consejo: los probióticos deben retirarse de las comidas y bebidas calientes.

Aumento del apetito

El aumento del apetito se caracteriza por un deseo de comer más o cantidades excesivas de alimentos de lo habitual.

Puede o no ser transitoria y puede manifestarse como convulsiones intermitentes. A menos que el aumento del apetito sea el resultado de un esfuerzo físico significativo, puede ser un síntoma de un trastorno o enfermedad.

En tales casos, la necesidad de ingerir alimentos no siempre va acompañada de una sensación de hambre o, por el contrario, no se puede sentir ninguna sensación de saciedad a pesar de los importantes alimentos ingeridos.

En general, este trastorno siempre lleva a un aumento de peso más o menos importante a menos que sea de origen parasitario.

Causas y Síntomas

Si notas un aumento inexplicable y anormal en tu apetito, puede ser un signo de enfermedad. El término médico para la hambruna constante es polifagia (también llamada hiperfagia), y esto puede ser un síntoma de muchos problemas de salud, especialmente si también hay otros síntomas presentes.

Uno de los problemas o enfermedades que se enumeran a continuación puede ser la razón por la que come en exceso:

  1. Diabetes

El hambre excesiva puede ser uno de los primeros signos de diabetes, además del aumento de la sed y la micción. Otros síntomas de la diabetes incluyen:

  • Pérdida de peso inexplicable;
  • Problemas de visión;
  • Fatiga constante;
  • Las cortadas y los moretones tardan más tiempo en sanar;
  1. Hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en la sangre)

La hipoglucemia a menudo se asocia con la diabetes, pero incluso las personas sin diabetes pueden desarrollarla. También puede causar estas señales:

  • Ansiedad;
  • Temblores;
  • Sudor;
  • Palpitaciones;
  • Tez pálida;
  • Dolor de cabeza y/o mareos.
  1. Hiperglucemia (nivel alto de azúcar en la sangre)

La diabetes también puede causar un nivel alto de azúcar en la sangre, y comer más cuando el nivel de azúcar en la sangre es demasiado alto sólo empeorará el problema.

Una manera de bajar el nivel de azúcar en la sangre y aumentar la producción de insulina es a través del ejercicio.

  1. Hipertiroidismo (tiroides hiperactiva)

Tu tiroides produce hormonas que ayudan a regular muchos problemas en tu cuerpo, incluyendo tu metabolismo. Si tu tiroides está hiperactiva, puedes tener hambre excesiva y los siguientes síntomas:

  • Nerviosismo;
  • Mayor perspicacia;
  • Sed excesiva;
  • Frecuencia cardíaca alta;
  • Pérdida de peso
  • Debilidad muscular.
  1. Síndrome premenstrual (PMS)

No todas las mujeres lo contraen antes de que comience el período, aunque es un síndrome bastante común. Otros síntomas del PMS son los siguientes:

  • Cambios de humor;
  • Sensación de sacudir y girar;
  • Indigestión
  1. Embarazo

El hambre excesiva (así como los antojos inusuales) pueden ser un signo de embarazo. Otros síntomas incluyen:

  • Ausencia de normas;
  • Micción frecuente;
  • Náuseas (especialmente por la mañana, conocidas como “náuseas matutinas”);
  • Inflamación del pecho, que puede parecer más dolorosa.
  1. Falta de sueño

Si no duermes lo suficiente, tus hormonas pueden empezar a jugarle trucos, lo cual puede causar hambre excesiva y otros síntomas, incluyendo:

  • Cambios de humor;
  • Sintiéndome somnoliento todo el día;
  • Problemas de memoria y concentración;
  • Torpeza;
  • Aumento de peso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!