Qué Hacer Para Mejorar La Autoestima Baja

Qué Hacer Para Mejorar La Autoestima Baja
Califica este Post

Qué Hacer Para Mejorar La Autoestima Baja

La autoestima es la forma en que ves tu físico, tus habilidades, tus amores… Tener éxito en un solo campo la debilita.

La baja autoestima le puede pasar a cualquiera. Sin embargo, los sentimientos debidos a este bajon deben distinguirse de los sentimientos de tristeza, o de los efectos acumulativos de varios días malos.

Lograr un equilibrio que explote todas estas buenas facetas la fortalece y te permite aceptarte cómo eres, manejar tus emociones, afirmarte frente a los demás y confiar en ti mismo. ¿Cómo desarrollarla y conservarla?

Qué Hacer Para Mejorar La Autoestima Baja

En este contenido encontraras las formas para elevar tu amor propio además de poder identificar cuando estas bajoneado.

PROGRESO, ¡TIENES QUE TRABAJAR EN ELLO!

Para recuperar la autoestima, hay que aceptar ser imperfecto, no vivir con la obsesión de complacer y actuar. Has una lista de todas las situaciones que tiendes a evitar y planifica un programa de formación.

Por ejemplo, si no te atreves a molestar a la gente, puedes decidir parar a diez personas en la calle todos los días para pedirles información.

Comienzas con situaciones fáciles, luego incrementas la dificultad acercándote a transeúntes que te impresionan. Cuanto más multiplicas tus programas de entrenamiento, más progresas.

LA AUTOESTIMA NOS IMPULSA!

Una antigua tradición africana consiste en afirmar sus cualidades de forma poética, incluso lírica. Se permite la exageración, no la mentira.

Afirmar lo que es más bello y universal en nosotros, da alas. Cuando escribes tu autoestima, te conectas con tu riqueza interior y encuentras “palabras para decirte a ti mismo”. ¡Venga, vámonos! ¿Eres guapa? “Mi belleza hace palidecer a Narciso, nublo su reflejo en el agua.”

TE AMO, TE ESCUCHO

¿Tu compañero olvidó tu cumpleaños? En lugar de fingir “no importa” o atacarlo, ponte en su onda para identificar lo que podría haberle pasado.

Luego, repite su excusa en forma de declaración: “Tienes mil cosas en la cabeza.” “Debes sentirte mal por haberlo olvidado.” “Me importa nuestra relación, eres más importante que un regalo”. Admira la autoestima que tienes. Transforma la relación.

NOS DESPROGRAMAMOS

La autoestima es ante todo una cuestión de percepción e interpretación de la realidad. Para reforzarlo, practica el no juzgar. Diga, “Cometí un error”, no “Apesto” o “estúpido”. Sustituye los verbos de estado “Yo soy”, “Yo debo” por verbos que impliquen acción de tu parte. Sustitúyase “debo” por “lo haré”. Considere sus errores no como errores, sino como fuentes de información.

¡DEJA DE CHISMORREAR!

Es mejor no criticar a los demás”. Cuando te ves así, te cierras a la experiencia. Llenamos el mundo de nosotros mismos en vez de dejarnos llenar, informar, educar. Por el contrario, fortalecer el vínculo con los demás fortalece el vínculo consigo mismo. Para explorar este camino, intenta hacer:

Querer el bien de los demás sin que se lo pidan, sin saber si es merecido, sin saber siquiera quién es el otro. Dona tu bondad, a la que hay que añadir la capacidad de decir que no.

Ofrece tu generosidad, tu capacidad de hacer espacio para personas no directamente “útiles”. Desarrolla tu gratitud porque reconocer lo que debes a los demás aumenta tu sentido de pertenencia a un grupo.

Cultivar la admiración sin adulación, fanatismo o sumisión. Admirar no debe paralizarte, sino inspirarte.

EN EL TRABAJO, FINGIR…

…tenías una gran autoestima. Poco a poco, todos lo creerán, y la confianza mostrará su nariz. ¿Cómo proceder?, aquí algunos consejos:

  • Hable en voz alta y mire a los demás a los ojos.
  • Sólo cuenta los éxitos y los fracasos que dependen de ti.
  • Se creativo: desarrolla su capacidad de buscar nuevas soluciones.
  • Extiende la mano y dame la mano.
  • Antes de participar en una reunión, fija una meta y luego has un balance.
  • En lugar de castigarte por lo que no puedes hacer, pide capacitación.
  • Proponer ideas, nuevos proyectos.

MASAJEAS TU PUNTO DE CONFIANZA

En la unión de los dedos pulgar e índice hay un punto de acupuntura (#4, intestino grueso) que fortalece la confianza y la voluntad, reduce la tensión bajo estrés o miedo escénico.

Masajear una docena de veces en el sentido de las agujas del reloj entre los dedos pulgar e índice. La mano izquierda primero, luego la derecha, aconsejan los expertos en la materia.

ASPECTO POSITIVO

Mejorar tu imagen significa acercarse a tu identidad e invertir en tu apariencia para convertirse en tu partidario número uno. Puedes hacer de tu imagen tu aliada inspirándote en los consejos de los psicoanalistas:

Por el lado de la ropa, sepárate de aquellos que te desvalorizan (partes desgastadas, estrechas, demasiado grandes o anticuadas).

Compra menos, pero mejor, favoreciendo las bases y la calidad de los tejidos. También recuerda aclarar tu cara con tops de colores.

Por el lado de la belleza, hazte un buen corte de pelo, te da un poco de energía. Y cuando se trata de perfumes, apuesta por un aroma franco y femenino.

SABER CÓMO DESTACAR

¿Quieres renovarte?”Sal de tus hábitos, te encierran, te aconsejamos hacer diferentes cosas con regularidad: cambiar tu rutina matutina, tu medio de transporte, tus salidas dominicales, etc.

Te sentirás que existes, y es gracias a este sentimiento que tu autoestima se fortalecerá. Un ejemplo: en un restaurante, con amigos, si te atreves a elegir un plato original, el mensaje que transmites es Siento que tengo el valor suficiente para hacer esta elección sin sentirme excluido. Y, por extraño que parezca, es probable que te sigan…

Síntomas De Una Baja Autoestima

Hay algunos síntomas de baja autoestima que puedes reconocer si sospechas que alguien cercano a ti puede estar sufriendo de esta condición.

En primer lugar, es importante darse cuenta de que la tristeza o la sensación de no despertarse en el lado derecho de la cama por la mañana no es evidencia de baja autoestima.

Esto se debe a que los psicólogos a menudo asocian la autoestima con una autocomprensión que persiste con el tiempo.

Esta imagen indeleble puede impregnar todas las actividades de una persona, ya que es la base de su concepción de su propio valor.

Uno de los primeros síntomas es la autoestima. Es posible que una persona con baja autoestima diga fácilmente cosas negativas sobre sí misma, hasta el punto de hacer comentarios como lo indigna que es del esfuerzo o el tiempo que otros le dan. También hablarán sobre su incapacidad para hacer su trabajo.

Además de devaluarse a sí mismos, las personas con baja autoestima expresan constantemente confusión sobre su imagen corporal y apariencia.

Esta percepción negativa es uno de los signos más concretos de baja autoestima. Pueden parecer constantemente paranoicos y sensibles a las impresiones de los demás sobre su imagen.

Lo peor: algunos pueden compensar los efectos de esta mala imagen de sí mismos sufriendo algún tipo de trastorno alimentario.

Las personas con baja autoestima pueden estar obsesionadas con el orden, tratando de alcanzar un nivel de perfección imposible mediante el desempeño de cualquiera de sus tareas.

Esto los lleva a trabajar más lentamente que otros, y puede hacerlos más vulnerables a los sentimientos de no estar a la altura de la tarea debido a sus propias expectativas imposibles.

Este sentimiento de fracaso (a pesar de que no fracasaron en su tarea, sino en sus propios estándares imposibles y perfeccionistas) contribuye a alimentar su pobre percepción de su propio valor.

Algunos también pueden ser muy atractivos, volviéndose muy dependientes de la aprobación de otros para sentirse valorados.

No sienten placer en completar y alcanzar metas a menos que sus esfuerzos sean reconocidos por personas cuyas opiniones respetan.

También es muy probable que se comparen con otras personas con las que tienen una opinión muy alta. Sin embargo, es importante notar que para ellos esta forma de comparación sirve para llenar la necesidad esencial de enfocarse en sus vacíos y debilidades.

Mientras que hay quienes se distancian de la sociedad debido a su baja autoestima, también hay quienes responden con una ira que no se oculta a sí mismos ni a los demás.

Lo exhibirán ya sea hiriéndose a sí mismos o a quienes los rodean, incluso si estas personas no son las que desencadenan estos sentimientos de rabia.

En última instancia, es la baja autoestima lo que los lleva a odiarse a sí mismos y a quienes los rodean. También es más probable que se enojen por los pequeños detalles cuando se sientan atrapados o humillados.

Al identificar los síntomas de baja autoestima, podrás determinar los mejores pasos a tomar para responder apropiadamente. Si tu situación o la de un ser querido es similar a uno de estos síntomas, es posible que desees buscar ayuda de un psicólogo o terapeuta.

Términos Relacionados:

  • autoestima baja que hacer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!