Qué Hacer Para El Dolor de Garganta Fuerte

Qué Hacer Para El Dolor de Garganta Fuerte
Califica este Post

Qué Hacer Para El Dolor de Garganta Fuerte

A todos alguna vez nos han golpeado los malestares de garganta. Y no es extraño que miles de personas sufran frecuentemente por este tipo de molestias, lo cual puede ser la respuesta a múltiples factores, dependiendo de la persona y del ambiente donde esta se desenvuelve.

En muchos países la prosperidad económica, por ejemplo, ha dado lugar a que miles de personas se vuelvan obesas.

La obesidad, en efecto, va ligada al problema de los ronquidos. Si eres de las personas que roncan largamente mientras duermen, lo más seguro es que tu garganta tienda a irritarse y a dolerte.

Qué Hacer Para El Dolor de Garganta Fuerte

Estos dolores nos hacen sentir abatidos y de mal humor. Por lo tanto, no está de más conocer un poco acerca de ellos.

Puedes tratar la mayoría de los malestares de amígdalas en casa. Descansa lo suficiente para que tu sistema inmunitario tenga la oportunidad de combatir la infección.

Remedios en casa

Para aliviar el malestar de garganta haz lo siguiente:
• Haz gárgaras con una mezcla de agua tibia y 1/2 a 1 cucharadita de sal.
• Bebe líquidos tibios que te alivien la garganta, como té caliente con miel, caldo de sopa o agua tibia con limón. Los tés de hierbas son especialmente calmantes para la garganta.
• Refréscate la garganta comiendo una golosina fría como una paleta de hielo o un helado.
• Chupa un pedazo de caramelo duro o una pastilla.
• Enciende un humidificador de niebla fría para agregar humedad al aire.
• Descansa tu voz hasta que tu garganta se sienta mejor.

En resumen: se pueden tratar en casa los dolores en nuestra garganta. Los líquidos calientes o los alimentos congelados son suaves para la garganta. Un humidificador puede hidratar una garganta seca.

¿Qué es el Dolor en la Garganta?

Esta dolencia representa un malestar generalizado en esta área. Es un mal que es muy común entre todos nosotros y también es una de las causas principales de visitas al doctor.

La mayor parte de estos malestares son ocasionados por contagios o por condiciones del ambiente como puede ser el aire frio y seco.

A pesar de que estos dolores son insoportables, generalmente desaparecen por sí mismos.

Existen tres tipos de malestares de garganta, y eso depende de la zona que aquejan:
– La primera se puede generar en nuestra boca y es la denominada faringitis.
– La inflamación de tus amígdalas o la bien conocida amigdalitis.
– La llamada laringitis se presenta al haber enrojecimiento e hinchazón de este conducto (laringe).

Señales Elementales

Los síntomas o señales varían de acuerdo al factor que los ocasionó. Una molestia de esta naturaleza puede manifestarse de las formas siguientes:
• chirriante
• ardiente
• crudo
• seco
• irritado

Puedes sentir más dolor cuando hablas o tragas. Tus amígdalas pueden también adquirir una coloración rojiza.

En ocasiones, se forman placas blanquecinas o sectores con secreción dentro cerca de las amígdalas.

Estas manchas blancas son más frecuentes en la faringitis estreptocócica, más aun que en el dolor ocasionado por virus.

Este dolor va acompañado también de:
• congestión nasal
• nariz que moquea
• estornudando
• tos
• fiebre
• resfriado
• glándulas hinchadas en el cuello
• voz ronca
• dolor de cuerpo
• dolor de cabeza
• dificultad al tragar
• pérdida de apetito

Las causas del Malestar en tu Garganta

Las causas también varían, puede infectarse o puede producirse una lesión. Aquí hay ocho causas que son de las más habituales.

1. Resfriados, influenza y otras virosis

Los virus son los causantes de un 90 por ciento de dichos dolores. Los virus más destacados como causantes de los fastidios en la garganta son:
• El resfriado común.
• Influenza o gripa.
• Mononucleosis, es una infección donde la saliva es la forma de contagio.
• El Sarampión, es un padecimiento que genera sarpullido y fiebres altas.
• Varicela, es una infección acompañada con fiebre, erupciones en la piel, picazón y granitos
• Paperas, enfermedad que acarrea hinchazón en glándulas salivales

2. Estreptococo de garganta y otros contagios bacterianos

Las infecciones bacterianas también pueden causar dolores de garganta. El más común es faringitis estreptocócica, una infección causada por el grupo Streptococcus bacteria.

La faringitis es autora de alrededor del 35 % de faringitis en infantes.

La amigdalitis, las infecciones venéreas como puede ser la gonorrea, clamidia, etc. también son causa directa del dolor en las amígdalas.

3. Alergias

Cuando nuestro sistema inmunológico reacciona a desencadenantes de alergia como polen, pasto entre otros, libera entonces compuestos químicos que generan síntomas tales como congestión de la nariz, lagrimeo, molestia en general y estornudadera.

El exceso de moco en la nariz puede gotear detrás de la faringe. A esto se le denomina goteo postnasal y puede irritar de las amígdalas.

4. Aire frío y seco

La humedad que hay en nuestra boca y garganta puede ser tomada por el aire frio y seco, dejándolas con cierta sequedad y piquiña.

Posiblemente el aire se encuentre seco los días de invierno que es cuando la calefacción de la casa está funcionando.

5. Humo, smog o aire contaminado

Los productos químicos presentes en el aire y otros agentes del ambiente irritan tu garganta, por ejemplo:
• humo derivado del tabaco, hachís, incendios forestales
• contaminación atmosférica, polvo y gases de un volcán
• limpiadores del hogar, productos químicos diversos

Después del 11 de septiembre, más del 62 por ciento de los bomberos informaron dolores de garganta frecuentes. Solo el 3,2 por ciento tenía dolores de garganta antes del desastre del World Trade Center.

6. Lesiones

Toda lesión, ejemplo un golpe en la zona del cuello, ocasiona dolores de garganta. Un pedazo de comida atascado en tu garganta podría irritarla (espinas de pescado).

El parloteo fuerte y excesivo puede dañar tus cuerdas vocales o el área (músculos) de tu garganta.

Puedes sufrir en esta parte de tu cuerpo luego de gritar, cantar largamente (si eres artista) o charlar casi gritando.

Estos dolores son un problema común en personas que laboran como instructores o profesores, que muchas veces necesitan gritar.

7. Como efecto del reflujo gastroesofágico

Esta afección se debe a que el ácido presente en el estómago asciende a través del esófago, ese conducto que transporta hacia el estómago lo que ingeriste.

La garganta y el esófago se irritan por medio del ácido estomacal, generando síntomas como la acidez en el estómago y el reflujo ácido, es decir, la regurgitación o ascenso de ácido hasta la garganta.

8. Un Tumor

Una tumoración en la garganta, en las cuerdas vocales o en la lengua viene siendo una de las causas menos comunes.

Si el dolor es una señal de cáncer, el asunto es más complicado y requiere de una atención médica más especializada.

Complicaciones

En mayor parte los malestares de garganta son causados por algún virus y desaparecen por sí solos.

Es importante que todos los pacientes de atención médica sepan cuándo este dolor puede ser grave y cuándo es probable que sea autolimitante.

La muerte siempre es un riesgo, pero rara vez está relacionada con el dolor originado en la garganta.

El absceso en la garganta (infección llena de pus en esta zona) puede llevar a problemas respiratorios a medida que la inflamación reduce la capacidad para respirar. La difteria puede causar insuficiencia respiratoria.

El GABHS ( Streptococcus pyogenes beta hemolíticas del grupo A) sin tratar puede afectar las válvulas cardíacas y tiene el potencial de causar insuficiencia cardíaca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!