Qué hacer para bajar de peso rápido y fácil

Qué hacer para bajar de peso rápido y fácil
Califica este Post

Qué hacer para bajar de peso rápido y fácilHola queridos lectores, este artículo va para los dos géneros, porque a quien no le interesa quitarse esos kilos que molestan? Si deseas aumentar tu autoestima lo antes posible, tu mejor opción es que ajustes tus expectativas y tu actitud.

No obstante, si el sobrepeso no te hace sentir bien, existen distintas maneras con las que puedes vencer la obesidad y mejorar sin que tengas que morirte  de hambre, sin que tengas que invertir en suplementos inseguros y sin que tengas que reventarte duplicando los tus ejercicios físicos para lograr mejores resultados.

En su lugar, prueba este enfoque flexible que te permite elegir entre los consejos para perder peso que funcionan, y que de ninguna manera arruinarán tu existencia.

Qué Hacer Para Bajar de Peso Rápido y Fácil

Elige los siguientes consejos respaldados por expertos en nutrición y acondicionamiento físico, y agrégalos a tu calendario por siete días consecutivos.

Bebe más agua

Una bebida energética es el licuado de frutas o la cerveza baja en alcohol: cada ración contiene aproximadamente 100 calorías. No obstante, dichas bebidas no te llenan del mismo modo que las calorías de los alimentos. Otras bebidas pueden contener un alto contenido de sal y carbohidratos, los que confunden a tu cuerpo para que retenga agua y lo exhale.

El agua, por otro lado, carece de carbohidratos, calorías y no contiene sodio, esto la convierte en la mejor bebida para adelgazar. Y, curiosamente, en realidad ayuda a controlar el sobrepeso y acelera tu metabolismo.

Si el agua es demasiado simple para ti, agrégale ruedas de limón y hojitas de menta.

Mientras más te hidrates también es mejor para tu cuerpo, ya que lo mantienes en buen estado para que sigas teniendo las energías para realizar los siguientes puntos.

La dieta es un hecho inevitable

Los carbohidratos simples como espagueti, arroz y panecillos pueden causarte sobrepeso, porque se digieren más rápido y te dejan con hambre y bajo la tentación de comer exageradamente horas más tarde.

Es recomendable reemplazar estos alimentos con productos de harina integral más saludables, que contienen fibra, de suma importancia en tu digestión.

Igualmente, debes incrementar el consumo de verduras, en lugar de arroz, prueba el “arroz” de coliflor hecho con una coliflor rallada.

En lugar de papas fritas y salsa, ve por las zanahorias, cuyos carbohidratos se digieren un tanto más lentamente que los carbohidratos simples, por eso permanecerás lleno por más tiempo.

Y a causa de que las verduras son en su mayor parte agua, ayudan también a eliminar el peso que te sobra.

Deberás sacrificar el gusto por cosas como las papas fritas que vienen con el almuerzo o el postre de chocolate que comes después de la cena.

Eso puede restar unos cientos de calorías de tu dieta, lo que se traducirá en menos grasa.

Pescados como el salmón son ricos nutrientes que aumentan el tono muscular y le aportan a tu piel un atractivo brillo natural.

Algunos expertos afirman que consumir una porción de atún hace que tu rostro se aprecie un tanto más contorneado.

Hacer ejercicios

Todo ejercicio que incremente tu ritmo cardíaco quemará calorías. Pero quemarás más calorías si eliges una sesión diaria de cardiorespiratoria que involucre múltiples músculos simultáneamente. Con unos 30 minutos diarios estaría bien.

Tres para considerar: ejercicios de kickboxing cardio, spinning y boot-camp. 30 minutos de antorchas te queman entre 200 y 300 calorías, a la vez que tonificas los brazos, las piernas y el núcleo para que todo resulte firme y estético.

El basketbol y la natación figuran entre los deportes más completos.

Quemarás aún más calorías por cada sesión si tu entrenamiento incorpora  intervalos con alternancia de ráfagas breves de cardio intensivo con actividad algo más lenta. No se sabe bien por qué esto funciona, no obstante los entrenadores lo recomiendan.

Tener sexo nocturno

Para las damas, la posición del caballito, es decir, con la chica arriba, es uno de los mejores ejercicios desintegradores de grasa.

Estar arriba con suficiente movimiento significa que más calorías se quemarán, hasta 144 en cosa de media hora.

El sexo también dispara los niveles de neurotransmisores del bienestar, endorfinas, que te ayudan a superar el antojo de las comidas.

Súbete a la vaquera invertida (mirando hacia los pies de tu chico) para darle a tu muslo y trasero un empujón extra.

Duerme una media hora más

Esa media hora adicional, ya sea que duermas 5 u 8 horas, puede refrescarte lo suficiente como para tomar mejores decisiones alimenticias.

 Por lo tanto, no necesitas consumir una ración baja de azúcar en el desayuno, si buscas energía, tampoco te sentirás letárgico ni te saltarás el gimnasio.

Un sueño más reparador (7 a 8 horas) también incrementa tu metabolismo. Y debido a que tu cuerpo fabrica músculo cuando duermes, obtener un buen descanso equivale a ganar un mejor tono de musculatura.

Los Problemas por Pérdida de Peso en Poco Tiempo

El organismo se adapta poco a poco a la disminución de peso, solo así más adelante logrará establecerse en el peso ideal.

Perder demasiado peso en un corto periodo de tiempo es una señal de una dieta extrema, donde es mayor el gasto de energía que lo que se ingiere, algo que a corto o largo plazo nos pasa factura. Veamos algunas de las consecuencias:

Deshidratación

Miles de dietas “milagrosas” se basan en la eliminación de líquido o deshidratación con el fin de crear la falsa sensación de pérdida de masa corporal, ya que a posteriori el agua se recuperará cuando vuelvas a tu dieta normal.

Son particularmente el ayuno, la dieta hiperproteica y la dieta muy baja en calorías, las que conllevan a la deshidratación.

Estas pérdidas considerables de líquido en el cuerpo tienen sus repercusiones en los sistemas cardiovascular y renal, porque la sangre es principalmente agua y si hay deshidratación se vuelve más densa y pasa a circular por las venas con más dificultad.

Una pérdida entre 2-4% de peso ocasionada por deshidratación, que equivale a unos 2-3 kilos en una persona promedio, de unos 70 kilos, hace suponer un bajón de rendimiento de cierta magnitud en las funciones elementales, lo que nos conduce a una fatiga crónica o a la sensación de pesadez o que estamos permanentemente cansados.

Fatiga crónica

Esta es una de las primeras señales de que no estamos haciendo bien la dieta para perder peso. Si el organismo se siente agotado de modo constante quiere decir que estamos exagerando demasiado la restricción de nutrientes, por lo cual  las actividades normales en el cuerpo se ven afectadas y trabajan a niveles mínimos.

Origen de lesiones

Este es un hecho bastante común en las personas que hacen deporte, porque una pérdida rápida de peso conlleva a su vez a una pérdida muscular.

Los músculos son la protección de huesos y articulaciones. Si tus músculos son más débiles y sigues haciendo deporte con la misma intensidad, las lesiones no se dejarán esperar.

La idea es que te puedas cuidar, para que mantengas el ritmo. Para esto debes tener cuidado al momento de realizar algún actividad, para esto puedes estirar antes durante y después del ejercicio.

En otras palabras, si te lesiona pierdes todo el esfuerzo que has hecho hasta el momento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!