Qué Hacer En La Piscina Cuando Te Aburres: Juegos

Qué Hacer En La Piscina Cuando Te Aburres: Juegos
Califica este Post

Qué Hacer En La Piscina Cuando Te Aburres: Juegos

Una piscina es para nadar o relajarse, pero también para divertirse! Aquí hay 10 juegos de velocidad, de tiro, de habilidad, de natación o de pelota que gustarán tanto a los jóvenes como a los mayores!

No importa si estas solo, con tu novio o novia o simplemente aburrido, te aseguramos que estas actividades te fascinaran.

Lo importante aquí es que puedas divertirte pero tomando las medidas de seguridad correspondientes para disminuir los peligros.

Qué Hacer En La Piscina Cuando Te Aburres: Juegos

A continuación te mencionamos que puedes hacer en una piscina.

  1. El tiburón y los pingüinos

Este juego de billar es el equivalente acuático del tradicional “gato”; se designa un tiburón, y tan pronto como toca a otro participante (un pingüino), este último a su vez se convierte en el tiburón, y debe tocar a otro participante para volver a ser un pingüino.

Poca dificultad: cuando un pingüino es capturado y se convierte en tiburón, debe mantener la mano sobre su “herida” hasta que haya tocado a otra persona.

  1. La búsqueda del tesoro

Para hacer una búsqueda del tesoro, lanzamos objetos más o menos pesados (¡que no flotarán!) en el fondo de la piscina, y cada jugador (o cada equipo) debe intentar, en un tiempo limitado, recoger tantos como sea posible!

  1. El círculo

Todos los participantes (mínimo 6) se colocan en círculo en la piscina, con una pelota. Una persona se parará en el medio del círculo y tratará de atrapar la pelota que los jugadores que forman el círculo se lanzan unos a otros. Cuando tiene éxito, la persona que lanzó la pelota la reemplaza en el centro.

  1. Juegos de pelota

Voleibol, waterpolo, baloncesto con cesta flotante…. en verano, los juegos de pelota siempre están de moda en el agua, y son capaces de hacernos pasar horas en la piscina sin ver el tiempo pasar!

  1. El concurso de velocidad de natación

Para animar una larga sesión en la piscina, por qué no lanzar un concurso de velocidad… ? ¡Breaststroke, crawl, butterfly, es nuestro turno! Y si somos muchos, ¿por qué no organizar un relevo?

  1. Bombas de agua

El objetivo de este juego (que se juega con 2 equipos de 2 jugadores como mínimo) es simple: los socios están a unos 2 metros de distancia en la piscina, y deben lograr lanzar una bomba de agua sin que explote en sus caras! Si la bomba no explota, consiguen un punto, de lo contrario, ¡sus oponentes consiguen un punto!

  1. El salto de longitud

Este juego (que se juega con un mínimo de 2 jugadores) requiere estar equipado con un alevín de la piscina – un jugador se mete en el agua y lo sostiene a 1 metro de la orilla de la piscina, y los otros tratarán de saltar a la piscina sin tocar el alevín.

Para aumentar la dificultad, en cada giro, nos alejamos un poco más del borde de los alevines de la piscina.

  1. Una sola fila bajo el agua

En este juego, cada equipo (número máximo de jugadores) se alinea en el agua con las piernas separadas.

El jugador que termina la línea debe bucear, pasar entre las piernas de todos sus compañeros de equipo, y tomar la iniciativa de la línea. El equipo ganador es aquel cuyo jugador logra ganar el lado opuesto.

  1. El concurso de bombas

Una piscina sin bomba, de vacaciones, es casi impensable! Y al convertirlo en un concurso, los participantes no sólo se divierten tratando de hacer la mejor bomba (¡la más alta o la que más salpica!), sino que la gente que se broncea en la piscina también puede participar asignando marcas!

  1. La regata en la piscina

Este juego (que debe jugarse siempre con un número par de participantes) requiere un colchón inflable, gracias al cual los jugadores de cada equipo serán transportados de un extremo a otro de la piscina.

Tan pronto como el jugador que estaba en el colchón ha llegado al otro extremo de la piscina, toma el lugar del transportista, hace el viaje de regreso, y trae de vuelta al otro extremo a un nuevo miembro de su equipo!

Peligros a tomar en cuenta en la piscina

La piscina es un lugar agradable para jugar y relajarse con la familia o los amigos. Sin embargo, hay peligros y riesgos al nadar en una piscina privada o pública. ¿Qué son ellos? ¿Cómo puede protegerse?

Esta sección está dedicada a los diferentes tipos de peligros que existen alrededor de la piscina y le damos consejos para prevenirlos pero también para saber qué hacer en estos casos.

De la irritación al asma

Para asegurar una cierta limpieza del agua y su desinfección, la mayoría de las piscinas, especialmente las municipales, son cloradas.

Sin embargo, el cloro reacciona con la materia orgánica aportada por los bañistas, como la piel muerta, la saliva, el sudor, los cosméticos o la orina. Esta reacción da lugar a nuevos productos volátiles que son ligeramente perjudiciales para nosotros.

Cuando respiramos, inhalamos estos productos recién formados y esto puede causar irritación de los ojos, garganta o nariz.

Para los que nadan muy regularmente, o utilizan las piscinas con regularidad, los efectos pueden intensificarse a largo plazo: incluso se pueden comparar los efectos de la contaminación, el tabaco u otros factores que causan enfermedades como el asma.

Desde 2003, esta toxicidad ha sido reconocida en el desarrollo del asma en profesionales que trabajan en el ambiente de la piscina.

¿Qué hacer?

Hay algunas reglas básicas, incluyendo el baño apropiado antes y después de nadar y animar a los niños a usar el inodoro antes de nadar.

Por último, algunos establecimientos han logrado resultados mejorando la ventilación o añadiendo un estabilizador a sus productos de desinfección.

Verrugas, hongos y hongos plantares

¿Cómo los atrapas?

Cuando usted va a la piscina, el suelo y el aire son lo suficientemente húmedos para que algunos virus proliferen y sean altamente contagiosos.

Este es el caso de las verrugas. Sólo necesitas tener microcortes en el pie para que el virus se infiltre y te “contamine”.

Esto no sigue siendo muy grave, pero puede ser muy embarazoso o incluso doloroso, dependiendo de la posición de la verruga.

Las infecciones micóticas se pueden contraer en diferentes partes del cuerpo, por lo que es importante ducharse bien antes y después de nadar.

¿Qué hacer si tiene verrugas?

Si tienes uno y quieres ir a nadar, debes evitar caminar descalzo hasta la piscina, para ello tienes unas zapatillas especialmente diseñadas.

No sólo corres el riesgo de contaminar a otras personas si vas a la piscina, sino que también extiendes el tiempo de tratamiento de tu verruga porque es fácil contraer virus similares una vez que se ha formado la herida.

La hidrocución. Un niño salta a la piscina

La hidrocución se realiza instantáneamente en contacto con agua fría. Un peligro no insignificante! A menudo pensamos que no nos puede pasar a nosotros, pero los accidentes por hidrocución no son tan raros, especialmente cuando hace mucho calor.

La causa es la diferencia de temperatura demasiado grande entre el cuerpo y el agua, y especialmente el hecho de sumergir el cuerpo en esta agua dulce a la vez. Esto causa paro cardiorrespiratorio y pérdida del conocimiento.

¿Hay algo que podamos hacer con respecto a la hidrocución?

No hay nada que hacer en estos casos, es un accidente de rayo pero que se puede evitar mojándose un poco antes de meterse al agua (cuello, estómago, brazos…).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!