Qué Hacer Después De Vomitar Mucho Bilis

Qué Hacer Después De Vomitar Mucho Bilis

Los vómitos son síntomas que a menudo se asocian con afecciones como la gastroenteritis o las migrañas.

Pero cuando se vomita la bilis, es más incómodo a que si se vomitara lo que acabas de comer por ejemplo, porque eso quiere decir que ya no te queda ningún alimento en el estómago.

Debemos permanecer atentos a la evolución de los vómitos. Si este es tu caso, no puedes perderte el contenido de este artículo.

Qué Hacer Después De Vomitar Mucho Bilis

A continuación te mencionamos lo que puedes realizar una vez llegado a este punto.

Tratamiento de vómitos

Si se presenta vómito, es importante hacer lo siguiente:

  • Acostarse o tomar aire fresco, si la condición de la persona lo permite;
  • Respira profundamente para ver si es un antojo temporal debido al estrés, por ejemplo;
  • bebe lo suficiente, pero de apoco, para evitar la deshidratación;
  • No comas inmediatamente después de vomitar y evite los alimentos demasiado grasos o picantes.

La persona también debe estar segura de que es desagradable pero no peligroso y que se sentirá mejor después de vomitar.

Entonces, no dudes en lavarte la cara y cepillarte los dientes para sentirse mejor, sin el olor del vómito. Si es posible, consume los alimentos poco a poco y asegúrate de beber bebidas dulces y saladas.

Si el vómito está acompañado de otros síntomas como fiebre, rigidez en el cuello, intolerancia a la luz, confusión, vómitos con sangre, deterioro general o una caída dentro de las 48 horas, llama al médico para un chequeo.

En las personas de edad avanzada, la diarrea asociada con el vómito puede llevar rápidamente a la deshidratación y también es aconsejable consultar a un médico.

Por último, aunque las náuseas y los vómitos no sean graves, no es aconsejable automedicarse, excepto en caso de mareo.

Prevención

Una vez que se conozcan las razones de los vómitos, evita volver a ponerse en la misma situación siempre que sea posible.

Cuando se trata de gastroenteritis, se recomienda que las medidas de higiene sean más estrictas de lo habitual y más frecuentes. Si se trata de mareo, es aconsejable administrar uno de los medicamentos que reducen este riesgo antes de viajar.

Si tienes una enfermedad que puede causar vómito, habla con tu médico. Esto le permitirá conocer mejor tu enfermedad y evitar provocar vómitos.

Acostarse y descansar. Con frecuencia, el mero vómito detiene los otros síntomas. Si no hay otros episodios de vómitos, puedes recuperarte en cuestión de horas.

Calmar tu estómago e hidratarte bien después de vomitar. Come comidas ligeras y sólo alimentos líquidos, como caldos, agua y refrescos desgasificados.

Introduzca alimentos sólidos en tu dieta gradualmente. Hasta que esté completamente recuperado, evite las comidas grasosas, el alcohol, el café, los alimentos fritos y las carnes ahumadas, saladas o picantes.

En su lugar, come carne roja, arroz, pan, bizcochos y cereales. Especialmente recuerda hidratarse bien y beber mucha agua, porque el vómito promueve la deshidratación. Las soluciones rehidratantes se pueden encontrar en las farmacias.

Evite los productos lácteos. Estos no facilitan la digestión y sólo retrasan la cicatrización. Trata de recordar cuándo ocurrió el vómito.

Esto le ayudará a determinar su causa. Tal vez has abusado del alcohol o la comida o has tomado un nuevo medicamento… Muchos medicamentos pueden causar efectos secundarios, incluyendo vómitos.

Lee el prospecto del paquete y consulta con su farmacéutico para ver si tu medicamento puede estar causando el vómito.

Prevenir el mareo por movimiento. Si eres propenso a marearte por el movimiento, no esperes a que aparezcan las náuseas. Toma medicamentos para las náuseas unas horas antes de partir. Pregúntale a tu médico o farmacéutico.

Obtén información de tu familia y amigos

Consulta con tu familia o compañeros de trabajo para ver si tienen los mismos síntomas que tu. Es posible que hayas contraído una infección.

Incluso si regresas de un viaje o has comido con amigos, verifica si las personas que estaban contigo también tienen náuseas y vómitos. Podría ser una intoxicación alimentaria.

Definición

La náusea es la sensación de querer vomitar, a menudo denominada “dolor de corazón” o “náuseas”. El vómito es un reflejo mecánico para rechazar el contenido del estómago.

Es un mecanismo de defensa del cuerpo. El vómito suele ir acompañado de dolor abdominal, sudoración y aumento de la frecuencia cardíaca.

También puede haber diarrea. El paciente suele vomitar su comida, comida o bilis. En raras ocasiones, puedes vomitar sangre. Las náuseas se detienen cuando el estómago está vacío.

El mecanismo

El centro del vómito, una vez estimulado, desencadena un complejo proceso que pretende expulsar los contenidos del estómago.

Cuando se inicia este proceso, los músculos abdominales y el diafragma se contraen, aplastando el estómago.

Una de las dos aberturas en el estómago, la que abre el paso de los alimentos a los intestinos (el píloro), se cierra, mientras que la otra, la que abre el paso de los alimentos a la boca (el corazón), se abre. El contenido del estómago sólo puede ser expulsado por vía oral.

Causas

Son numerosos, pero a menudo no muy graves.

Puede ser:

  • Gastroenteritis, especialmente durante períodos epidémicos;
  • Mareo por movimiento, por ejemplo en el autobús en montaje;
  • Indigestión debido al consumo excesivo de alimentos o alcohol;
  • Embarazo, especialmente en el caso de náuseas al principio y al final del embarazo.

En caso de vómitos repetidos o crónicos, se recomienda consultar a un médico para el diagnóstico. En este caso, también son posibles complicaciones: síndrome de Mallory-Weiss (desgarro longitudinal del corazón debido a los vómitos), ruptura del esófago (síndrome de Boerhaave), desnutrición…

El vómito se puede explicar por:

  • Apendicitis o enfermedad del tracto digestivo;
  • Estrés;
  • Una migraña;
  • Una alergia alimentaria ;
  • Meningitis;
  • Envenenamiento por monóxido de carbono;
  • Intoxicación oral;
  • Malestar vagal con pérdida del conocimiento;
  • Colecistitis aguda.

Síntomas Asociados

El vómito suele ir precedido de náuseas, pero también puede ir acompañado de dolor de estómago, dolor abdominal, hipersalivación, palpitaciones cardíacas, en raras ocasiones migrañas, rigidez de cuello, fiebre, mareos e incluso desmayos.

La duración e intensidad de estos síntomas asociados varían de un caso a otro y de un individuo a otro.

Sin embargo, estos síntomas necesitan ser examinados mucho más cuidadosamente cuando afectan a una persona mayor o a un niño pequeño. De igual forma hay que estas alerta  estos signos que van dejando un malestar como este.

Además, debe tenerse en cuenta que durante el proceso de expulsión de los contenidos estomacales pueden producirse complicaciones graves que requieran hospitalización.

Sin embargo, son poco frecuentes y ocurren cuando la glotis está mal cerrada, permitiendo que el vómito entre en las vías respiratorias, llevando a que se presente neumonía por aspiración.

¿Cuándo consultar?

Los siguientes eventos requieren consulta inmediata:

  • Sospechas que un problema cardíaco es la causa de sus vómitos.
  • Se trata de un niño pequeño o una persona de edad avanzada, y experimentas más de cinco episodios de vómitos en un día.
  • Vomita más de 10 veces en un solo día o su frecuencia de vómitos aumenta y continúa por más de 48 horas.
  • Estás vomitando sangre.
  • El vómito contiene materiales de color similar al café o a las heces.
  • Los síntomas asociados con el vómito incluyen meningitis (especialmente en niños): dolor de cabeza, fiebre, fotofobia y rigidez en el cuello.

Términos Relacionados:

  • después de vomitar
  • que hacer cuando se vomita bilis
  • que medicarse despues de vomitar
  • riesgos cando vomityas bilis
  • vomitar bilis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!