Qué Hacer Cuando Duele El Colon Irritable

Qué Hacer Cuando Duele El Colon Irritable

En medicina, el síndrome del intestino irritable se utiliza para describir un trastorno intestinal caracterizado por dolor abdominal y un trastorno crónico del tránsito intestinal.

Este trastorno muy común también se puede denominar colitis funcional o síndrome del intestino irritable.

Si este es tu caso, donde presencias dolor, el contenido que encontraras aquí en este artículo es de tu interés.

Qué Hacer Cuando Duele El Colon Irritable

En las siguientes líneas sabrás como calmar el dolor que sufres en esta área, además de toda la información relevante de este tema.

La eficacia de la hipnosis demostrada

Una de las aplicaciones para las cuales la hipnosis ha proporcionado la evidencia más fuerte de su efectividad es el síndrome del intestino irritable.

Los medicamentos antiespasmódicos y los apósitos gastrointestinales pueden ayudar a aliviar los problemas, pero no para todos.

Para los pacientes que son refractarios a los tratamientos convencionales, los resultados obtenidos por sugestión hipnótica son muy interesantes.

Un estudio austriaco, muestra que diez sesiones de hipnosis al año en realidad reducen el dolor y mejoran el bienestar físico.

Desterrar los alimentos irritantes para un mejor confort

Para evitar dolores de estómago, es mejor poner una cruz en las verduras crudas y frutas que contienen pequeñas semillas no digeribles, como frambuesas, maracuyá o kiwis. También limitan el café y la grasa ya que aumentan la sensibilidad digestiva.

Y reducir significativamente su ingesta de azúcares difíciles de digerir que fermentan en los intestinos y causan dolor.

Se encuentran en las alcachofas, los dientes de león, las cerezas, los corazones de alcachofa, los garbanzos, las cebollas, los puerros, las setas y los anacardos, así como en muchos pasteles y dulces dietéticos llamados “sin azúcar”.

Calma naturalmente con menta

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda esta planta medicinal para aliviar los espasmos intestinales y la colitis intestinal irritable. Se puede utilizar como té de hierbas: una cucharada de hojas secas en 150 ml de agua hirviendo, dejar en infusión 10 minutos antes de beber (3 a 4 tazas al día después de las comidas).

También está indicado el aceite esencial de menta (HE). Pídale a su farmacéutico que prepare cápsulas gastro-resistentes que contengan 180 mg de menta ET. Traga tres veces al día, media hora antes de una comida.

Causas

El mecanismo exacto del inicio de la enfermedad sigue siendo poco conocido. No obstante, se han podido identificar algunas posibles causas.

Dependiendo de la persona, el síndrome del intestino irritable puede tener un origen psicológico o infeccioso.

Síntomas

El dolor abdominal o intestinal y los trastornos de tránsito son las manifestaciones más características del síndrome del intestino irritable.

Es esencialmente la tasa de tránsito intestinal la que se ve afectada por la enfermedad. La pared del intestino no sufre ningún cambio o anomalía.

Dado que una de las funciones normales del colon es la reabsorción parcial de agua en las heces, el tránsito demasiado rápido reduce anormalmente la reabsorción y causa diarrea.

Por el contrario, un tránsito demasiado lento causa reabsorción excesiva y estreñimiento.

En algunos pacientes, el síndrome del intestino irritable se manifiesta como episodios de diarrea, en otros como estreñimiento.

En algunos pacientes, la diarrea y el estreñimiento se producen de forma alternada. El dolor abdominal se alivia temporalmente cuando se evacua la materia fecal. Los pacientes se ven afectados por la flatulencia y la distensión abdominal.

Los síntomas característicos de la patología se definen y estandarizan para permitir el diagnóstico clínico de la enfermedad. La intensidad de los síntomas varía de un individuo a otro.

Epidemiología

La prevalencia del síndrome del intestino irritable es mayor en los países en desarrollo (30 a 40% de la población) que en los países desarrollados (6 a 20% dependiendo del país). Esto se explica por una mayor exposición a determinados patógenos presentes en los alimentos.

Entre los países desarrollados, las mujeres son de 2 a 3 veces más afectadas que los hombres.

Contrariamente a la creencia popular, la edad no es un factor decisivo y la enfermedad no afecta particularmente a los ancianos. El trastorno generalmente aparece tan temprano como a finales de la adolescencia.

Diagnóstico

A diferencia de otras afecciones intestinales más graves, como la enfermedad de Crohn, el síndrome del intestino irritable no produce un cambio biológico visible (como un cambio en la pared intestinal).

No existe una prueba diagnóstica sistemática e inequívoca para el síndrome del intestino irritable. Cualquier prueba y examen (como colonoscopia o análisis de heces, por ejemplo) tendrá como objetivo descartar la posibilidad de otra patología.

Por lo tanto, el diagnóstico se basará esencialmente en un cuestionario médico. El médico le preguntará al paciente acerca de sus síntomas (diarrea y/o estreñimiento, dolor abdominal) de acuerdo con una tabla de interpretación estándar.

Otros Factores

Este desorden funcional del intestino causa dolor abdominal severo, hinchazón y episodios de diarrea que arruinan la calidad de vida del 10% al 20% de la población.

El síndrome del intestino irritable afecta a las mujeres con el doble de frecuencia que a los hombres. Es el resultado de un defecto en las habilidades motoras intestinales que se amplifica con el estrés y la ansiedad.

Causa espasmos abdominales debidos a la contracción del colon, flatulencia, colitis que a veces se alternan con períodos de estreñimiento, así como dolores de cabeza y dolor de espalda en algunas personas, aunque los exámenes médicos no revelan anormalidades.

El Colon

El colon es responsable de la recuperación del agua contenida en los alimentos y de la digestión de la fibra. Pero eso no es todo: esta última parte de nuestro tracto digestivo también gobierna nuestro sistema inmunológico y nos protege de muchas enfermedades.

Nuestra intimidad intestinal es una de las claves para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

Su secreto: un regimiento de varios cientos de miles de millones de bacterias y levaduras que actúan sin nuestro conocimiento a corta y larga distancia.

Llamada flora intestinal -o microbiota-, ha despertado un interés creciente en los últimos años a medida que los científicos empiezan a apreciar su considerable importancia.

Uno de los principales protagonistas de nuestra salud

Este ejército de compañeros de cuarto invisibles se encuentra principalmente en el colon. Participa en la digestión de los alimentos mediante la fermentación de residuos de proteínas, grasas y carbohidratos, así como de fibras degradantes que no somos capaces de asimilar por nosotros mismos.

Y nos proporciona muchas sustancias útiles, en particular las vitaminas B y K que nuestro cuerpo necesita diariamente para estar en forma.).

Un pedazo de intestino que garantiza la inmunidad

La microbiota, cuya composición es específica para cada individuo, participa en la educación de nuestro sistema inmunológico y nos asegura protección contra los ataques de gérmenes patógenos.

Cuando la flora intestinal está bien balanceada, consiste en un 85% de bacterias amigables que secretan antibióticos naturales y forman un baluarte contra los parásitos.

Pero tan pronto como se altera, los gérmenes “malos” pueden tomar el control. En exceso, estos últimos pueden alterar la permeabilidad del intestino y autorizar el paso de grandes moléculas indeseables en la sangre.

Desorientado, nuestro sistema inmunológico reacciona exageradamente y se vuelve contra su propio cuerpo. Esto puede conducir a enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide.

La hiperpermeabilidad digestiva también puede ser la causa de reacciones inflamatorias locales, capaces de inducir la enfermedad de Crohn o la rectocolitis hemorrágica a largo plazo.

Términos Relacionados:

  • duele el colon irritable?
  • por que duele el colon si tomo fibra
  • que hacer cuando duele el colom

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!