Qué Hacer Con La Acidez Estomacal Frecuente

Qué Hacer Con La Acidez Estomacal Frecuente
Califica este Post

Qué Hacer Con La Acidez Estomacal Frecuente

Muchas personas tienen quemaduras digestivas (pirosis). Se estima que alrededor del 8% de la población de cada país experimentaría estos síntomas del Reflujo Gastroesofágico al menos una vez a la semana.

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) se denomina comúnmente acidez gástrica. Son bastante frecuentes (especialmente en los bebés) después de las comidas o cuando la persona está acostada.

La ERGE hace que los alimentos suban al esófago, causando inflamación. El dolor se siente como resultado de los ácidos producidos por el estómago.

Qué Hacer Con La Acidez Estomacal Frecuente

A continuación te mencionamos el tratamiento y algunos remedios caseros para la acidez de estómago.

Tratamiento

Para superar las quemaduras digestivas, se debe llevar a cabo un tratamiento de la causa si existe. El médico puede prescribir analgésicos inespecíficos, antiespasmódicos o fármacos ácidos gástricos.

También se aconseja al paciente seguir una dieta equilibrada y evitar los alimentos demasiado ricos en exceso, así como los productos picantes. También se recomienda limitar el consumo de café y alcohol y dejar de fumar.

Remedio Natural #1: Nueces y Almendras

He aquí un buen consejo contra la acidez estomacal: mastica unas cuantas almendras o nueces lentamente, luego traga la “papilla”. No es muy glamoroso, pero parece que funciona!

Remedio Natural #2: Papas Crudas

Las patatas son conocidas por su acción diurética, calmante y cicatrizante. ¿Pero sabías que las patatas son un verdadero antiácido natural?

Además, el zumo de patata crudo es a menudo recomendado para aliviar dolencias gástricas como: úlcera, estreñimiento, acidez gástrica, acidez estomacal,…

Beber agua cruda de papa antes de las comidas neutralizaría el exceso de acidez gástrica. Algunos también recomiendan beber el agua de cocción de las patatas… ¡Tú decides!

Remedio Natural #3: Goma de Mascar

¿El chicle sin azúcar es tu amor? ¡Bien por ti! La masticación aumenta la producción de saliva, lo que neutraliza la acidez gástrica. Pero ten cuidado: si tiendes a sufrir de hinchazón, no se recomienda masticar chicle!

Prevención

Para evitar sufrir quemaduras digestivas, es necesario respetar algunas reglas como…:

  • Come sentado y tómate tu tiempo;
  • Mastica bien la comida;
  • Comer a horas fijas;
  • Hidratarse durante y entre comidas.

Evita la acidez estomacal

Las manifestaciones de la acidez estomacal pueden representar una molestia real en la vida diaria. Aquí unos consejos extras que pueden ayudar a todos los que lo sufren:

Comidas. Tómate tu tiempo para comer bien suavemente, mastica. Levanta la cabeza durante el sueño con almohadas para dormir con la parte superior del cuerpo ligeramente levantada.

No te inclines hacia adelante. Toma la cena dos o tres horas antes de acostarte. No comas demasiado durante una comida. Evita los platos demasiado picantes.

Ropa. Evita la ropa ajustada, como los cinturones.

Alcohol, tabaco, café. Evita el alcohol, el tabaco, el café, los jugos de frutas. El alcohol, que aumenta la producción de jugos gástricos y por lo tanto hace que los contenidos estomacales sean más ácidos.

Medicamentos. Precaución con medicamentos antiinflamatorios que pueden causar acidez estomacal.

Sobrepeso. El sobrepeso promueve la acidez estomacal.

Tensión y estrés. El nerviosismo y el estrés son factores que favorecen la aparición de la acidez estomacal. Se pueden prescribir varios medicamentos antiácidos. Algunos se venden sin receta. Los antiácidos o medicamentos anti-H2, por ejemplo, pueden aliviar la acidez estomacal ocasional.

Definición

Las quemaduras digestivas (o pirosis) son con mayor frecuencia sensaciones sentidas como tales y localizadas principalmente en el estómago.

Generalmente se deben a una acidez gástrica demasiado fuerte, y se localizan en la parte superior del abdomen a nivel de la llamada región epigástrica, con sensaciones de aumento de ácido que se producen unos minutos o unas horas después de la ingesta de alimentos.

Es una patología frecuente que no es grave en sí misma, pero cuya repercusión es embarazosa para el paciente. Otras causas también pueden causar quemaduras digestivas, y el lugar no siempre es el estómago.

Mecanismos

Las quemaduras digestivas son causadas por jugos gástricos que suben del estómago al esófago, causando inflamación del estómago y de las paredes del esófago.

Dolor de estómago

El estómago está localizado en el abdomen. El dolor de estómago puede ser causado por quemaduras, reflujo ácido o náuseas, generalmente relacionadas con dificultades digestivas.

En estos casos, tomar medicamentos antiácidos o incluso inhibidores de la bomba de protones – que tendrán el efecto de reducir la acidez gástrica – puede aliviar el dolor.

También pueden ser un signo de inflamación de la membrana mucosa del estómago, gastritis, o una lesión más profunda o incluso una perforación, una úlcera, o incluso cáncer.

El diagnóstico se puede hacer introduciendo una cámara en el estómago a través del esófago, que es un examen endoscópico. Si el médico no detecta nada, se prefiere la vía de la digestión difícil.

Causas

La GERD es causada principalmente por una disfunción del esfínter, el músculo en forma de anillo que normalmente impide que el alimento llegue al esófago.

Las causas de las quemaduras gástricas son numerosas y a veces difíciles de identificar. Pueden ocurrir:

  • Como resultado de una dieta demasiado rica, demasiado ácida o demasiado picante;
  • Cuando estás bajo estrés;
  • Después de tomar un medicamento estomacal inapropiado;
  • Durante el embarazo;
  • Debido a la obesidad;
  • Con la presencia de una bacteria (Helicobacter pylori).

Síntomas

Las manifestaciones causadas por la acidez estomacal ocurren en la parte media y superior del estómago y generalmente ocurren después de una comida abundante.

Duran de unos pocos minutos a unas pocas horas y son muy característicos: sensación de ardor, cocción y acidez y dolores en el estómago, amargura, acidez, hinchazón, flatulencia, digestión lenta, eructación, náuseas, sabor amargo y ácido en la boca.

Las quemaduras digestivas suelen manifestarse por una sensación de calor elevado en el tracto digestivo, sino también por:

  • Dolor abdominal;
  • Trastornos digestivos, a veces con la sensación de reflujo ácido;
  • Trastornos del tránsito (estreñimiento o episodios de diarrea).

Diagnóstico

Para encontrar el origen de las quemaduras digestivas, el médico procede a un examen médico con el fin de conocer las circunstancias de aparición de las quemaduras, su horario en relación con la dieta, el alivio o agravamiento de la misma, las circunstancias favorables o agravantes, los alimentos en cuestión…. Luego se realiza un examen clínico. Este último puede ser completado por:

  • Un análisis de sangre;
  • Una radiografía del abdomen, llamada ASP para abdomen no preparado;
  • Una ecografía abdominal;
  • Un examen endoscópico, como una oesogastroscopia, o a veces una colonoscopia, dependiendo del origen sospechado.

Situaciones de emergencia

Cuando aparece la acidez estomacal, siempre es aconsejable consultar a tu médico, especialmente en las siguientes situaciones:

  • Ocurrió acidez estomacal más de dos veces por semana.
  • Dolor al tragar.
  • Dolor gástrico severo acompañado de vómitos.
  • Pérdida de peso.
  • Fiebre.
  • Gran fatiga.
  • Anemia.
  • Esputo de sangre.
  • Vómitos.
  • Sangre en las heces o heces negras.
  • Dificultad para respirar.
  • Mareos.
  • Sudor.
  • Presencia de una masa en el abdomen.
  • Apariencia a partir de los 50 años.
  • Voz ronca que dificulta el habla.
  • Tos seca y recurrente.
  • Agravación de la intensidad del dolor.
  • Persistencia del dolor durante varios días.
  • Dolor torácico severo.
  • Dificultad para deglutir.
  • Dolor en el cuello, hombros, brazo y/o mandíbula.
  • Antecedentes de úlcera estomacal.
  • Uso frecuente de medicamentos sin receta sin consultar a un médico.
  • Persistencia o empeoramiento de los síntomas después de unos días de tratamiento,
  • Quemaduras recurrentes al suspender el tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!