Qué Hacer Con Kéfir De Leche O De Agua

Qué Hacer Con Kéfir De Leche O De Agua
Califica este Post

Qué Hacer Con Kéfir De Leche O De Agua

Kefir… Estamos seguros de que ya has oído hablar de esta extraña bebida sin saber exactamente cuál es su composición y propiedades.

Sin embargo, el kéfir merece ser conocido porque sus beneficios para nuestro cuerpo son reconocidos e incluso confirmados por la comunidad científica.

Esta bebida es beneficiosa tanto para la flora intestinal como para todo el organismo porque es una verdadera mina de oro.

Qué Hacer Con Kéfir De Leche O De Agua

No te desanimes por su aspecto misterioso y descubre por qué el kéfir es un aliado esencial para tu salud y su bienestar diario!

Para comenzar primero le daremos una receta aquellos que ya saben cómo usar su reserva de kéfir, luego iremos descubriendo los beneficios de este grandioso ingrediente.

Pastel de leche fermentada (kéfir)

Para 1 molde de tarta. Ingredientes:

  • 1 olla grande de kéfir
  • 2 frascos de harina
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 a 2/3 de la olla de azúcar de caña morena
  • 1/2 olla de yogur de aceite de oliva
  • 2 huevos
  • Otros: especias, fruta fresca, frutos secos, cáscara, chispas de chocolate… a tu elección.

Vierte todos los ingredientes en una ensaladera grande, sin mezclar todavía entre ellos. Después mezclar hasta obtener una pasta homogénea.

Luego agrega los ingredientes de tu elección. Hornear de 45 a 50 minutos a 180 °C. Deje enfriar antes de cortar.

¿Cómo preparar tu kéfir?

Es bueno saber que el proceso de fermentación es tan eficiente que los granos de kéfir se regeneran por sí mismos, por lo que no hay necesidad de comprarlos de nuevo.

Sobre la forma de consumir el kéfir, hay muchas recetas que se adaptan a todos los deseos.

Leche Kefir

El kéfir de leche es el más fácil de hacer: como su nombre lo indica, simplemente coloca los granos de kéfir en un recipiente lleno de leche y espera la fermentación, de 24 a 48 horas.

Se puede añadir un poco de crema para obtener una textura más espesa.

Kéfir de frutas

Para obtener kéfir de fruta, vierte aproximadamente 1 litro de agua (preferiblemente de un manantial) en un frasco.

Añadir 50 gramos de granos de kéfir, 50 gramos de azúcar de caña o azúcar moreno, un higo seco y algunos cuartos de cítricos (limón, naranja… según su gusto).

Cubre el frasco con un paño sujetado con una banda elástica y déjelo a temperatura ambiente. Entonces necesitarás un poco de paciencia: el proceso de fermentación es más largo que el de la leche.

Después de uno o dos días, notarás que el higo sube a la superficie de su preparación. Esta es la señal para transferir la bebida a otro recipiente, luego esperar uno o dos días más hasta que los granos de kéfir fermenten. Cuando tu elixir esté finalmente listo, guárdalo en la nevera o refrigerador mientras te lo comes.

¿Qué es el kéfir?

El kéfir se asemeja a pequeños granos blancos de varios milímetros de espesor, más o menos en forma de ramilletes de coliflor. Existen dos tipos: kéfir de fruta o agua y kéfir de leche.

Esta sustancia procede directamente del Cáucaso, una región entre Georgia y Rusia. El kéfir fue descubierto por nómadas que recorrían largas distancias a través de las llanuras y por lo tanto guardaban durante días y días botellas llenas de leche de cabra, oveja o reno.

Se dieron cuenta de que los microorganismos crecían en el azúcar contenida en la leche y que su fermentación daba lugar a una bebida muy beneficiosa para su cuerpo.

Kefir se deriva de la palabra turca “keyif” que significa sentirse bien después de comer. Su secreto se extendió por toda Europa del Este antes de llegar más recientemente al resto de los continentes.

El bacteriólogo ucraniano Elie Metchnikoff, Premio Nobel de Medicina en 1908, popularizó el kéfir gracias a su cuidadosa observación de los habitantes del Cáucaso.

Rápidamente entendió que los granos de kéfir eran en realidad un grupo de levaduras, bacterias y polisacáridos que contribuían a la buena salud de los caucásicos. El científico incluso definió el kéfir como “un elixir de larga vida”, ¡sólo eso!

Ahora vamos a descubrir todos los beneficios del kéfir en nuestro cuerpo….

Los grandes beneficios del Kefir

1- Fortalece la flora intestinal

Los granos de Kefir contienen alrededor de 30 cepas de bacterias y levaduras, lo que los convierte en una fuente muy importante de probióticos, mucho más que el yogur, por ejemplo.

Estos probióticos enriquecerán la flora intestinal y la restaurarán en caso de pérdida de equilibrio.

Se recomienda particularmente beber kéfir cuando se toman antibióticos, ya que estos medicamentos son responsables de la destrucción parcial de la flora intestinal. De esta manera se estimula todo el sistema digestivo.

2-Kefir mejora el tránsito intestinal

¿Problema de estreñimiento? Este inconveniente bastante frecuente puede resolverse mediante la ingestión de granos de kéfir. Las bacterias “buenas” en esta bebida ayudan al cuerpo a digerir los alimentos haciéndolos más digeribles.

Las sustancias tóxicas en nuestra dieta también se eliminan más rápidamente mientras se retienen los nutrientes esenciales.

Kefir es también un buen aliado en casos de síndrome de intestino irritable, úlceras estomacales, diarrea y colitis. No dudes en beberlo para encontrar una verdadera comodidad intestinal.

3-el kéfir es bueno para el sistema inmunológico

Kefir contiene dos elementos excelentes para tu cuerpo: el probiótico Lactobacillus Kefiri y el carbohidrato Kefiran. Esto le da a esta bebida propiedades antibacterianas que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

Salmonella o E.Coli por ejemplo son mucho menos propensos a contaminarlo si usted consume kéfir. Es un verdadero desinfectante natural que protege tu cuerpo contra las infecciones eliminando los malos gérmenes.

También previene la putrefacción de bacterias en los intestinos, ayudando a mantener una buena higiene interna. También es una excelente bebida en caso de desarrollo de candida albicans.

4-El kéfir proporciona muchos minerales y vitaminas

A saber: una porción de kéfir contiene 20% del calcio y fósforo diarios recomendados, 19% de riboflavina (vitamina B2), 14% de vitamina B12 y 5% de magnesio.

También es una fuente importante de proteínas, vitamina D y carbohidratos. Una verdadera bomba de vitaminas y minerales en pocas palabras! Kefir también contiene péptidos y ácidos orgánicos, todos beneficiosos para el cuerpo humano.

5-el kéfir tendría un efecto anticancerígeno

Una información para tomar con una pinza pero que merece ser mencionada: el kéfir tendría un efecto contra el cáncer.

De hecho, el kefirano presente en las semillas detendría el crecimiento de los tumores y su efecto estimulante sobre el sistema inmunológico también sería beneficioso en la lucha contra el cáncer.

Sin embargo, el estudio de Shiomi de 1982 se llevó a cabo en ratones y no en humanos, por lo que es imposible sacar conclusiones demasiado generales.

Otros estudios de laboratorio en tubos de ensayo son alentadores, pero se necesita más evidencia para estar seguros del efecto anticancerígeno del kéfir.

6-Kefir mejora la salud ósea

Otro beneficio del kéfir, tiene un efecto muy beneficioso en la salud de los huesos. Fuente de calcio y vitamina K2, reduce en gran medida el riesgo de osteoporosis, un deterioro del tejido óseo que conduce a fracturas.

El kéfir también aumenta la tasa de absorción de calcio por las células óseas, aumentando así la densidad ósea.

Por lo tanto, se recomienda que los ancianos consuman kéfir, pero también para los atletas que necesitan huesos fuertes y buena salud.

7-Kefir reduce las alergias

Buenas noticias para las personas alérgicas y/o asmáticas: el kéfir tiene un efecto excelente sobre ellas porque fortalece su sistema inmunológico demasiado sensible.

Además, espesa la mucosa intestinal: los alimentos no digeribles no se encuentran en la sangre, sino que están compartimentados en los intestinos. Este es un factor importante en los casos de intolerancia alimentaria. C’est

No hay problema para las personas que son alérgicas a la lactosa, los granos de kéfir se pueden crear en agua en lugar de leche. Piensa también en los antihistamínicos naturales.

8-Kefir tiene efectos antioxidantes

Los granos de Kefir tendrían un poder antioxidante aún más poderoso que el de la vitamina E.

De hecho, un estudio realizado en 2002 por Nagira sobre varios tipos de células humanas demostró que el extracto de kéfir ayuda no sólo a prevenir su destrucción, sino también a repararlas.

Uno de los signos visibles es la disminución de los radicales libres, aquellos elementos químicos que atacan nuestras células. En la práctica, esto significa que el consumo de kéfir ayuda a limitar las enfermedades neurodegenerativas y el inevitable daño celular causado por el envejecimiento.

Entendemos mejor por qué sus propiedades antioxidantes son tan buscadas!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!