Qué Hacer Con El Dolor De Cuello y Hombros

Qué Hacer Con El Dolor De Cuello y Hombros
Califica este Post

Qué Hacer Con El Dolor De Cuello y Hombros

Muchas personas sufren de rigidez en su cuello y un dolor que puede ser causado por muchos factores. Estos factores incluyen problemas musculares y articulares, estrés y ansiedad, y en algunas situaciones, problemas de salud más graves como la meningitis.

Es importante entender las causas subyacentes de la rigidez y el dolor en esta zona para identificar la forma apropiada de alivio.

Aquí exploraremos las causas y síntomas de la rigidez y el dolor en el cuello y propondremos soluciones naturales para aliviarlos.

Qué Hacer Con El Dolor De Cuello y Hombros

En principio, los músculos tensos deben estar relajados y las causas de la tensión deben ser identificadas o eliminadas. Para comenzar a aliviar su dolor, le dejaremos a continuación tips caseros que puede aplicar en cualquier momento.

Gire la cabeza hacia ambos lados

Siéntese con la espalda recta contra el respaldo de la silla. Ponga las manos sobre las rodillas.

Gire el cuello hacia la derecha y trate de mantener la barbilla a la altura de los hombros.

Vuelva a la posición inicial y gire el cuello hacia la izquierda. Mantenga la posición durante unos segundos cada vez.

Flexibilidad: ¿Por qué es tan importante el automasaje?

El exceso de tensión muscular puede reducirse con ciertos ejercicios de relajación.

Pero los puntos desencadenantes a menudo están presentes en los músculos involucrados y éstos están más allá del control del sistema nervioso.

Por eso, los ejercicios de relajación que actúan sobre el sistema nervioso ya no dan el efecto deseado.

Tenemos que encontrar y masajear los puntos gatillo. Es decir poder masajear el lugar donde le duele, pero de forma muy delicada con las putas de los dedos. Haciendo una pequeña presión, realizamos movimiento circulares, para poder relajar el cuello.

Combatir las causas

Trate de eliminar las causas (hablamos de ella más abajo) personales de la tensión y los puntos desencadenantes. Si no lo hace, siempre regresarán y prepararán constantemente el terreno para otros problemas.

El automasaje ciertamente puede proporcionar alivio, pero la mayoría de las veces, sólo es temporal.

Hay algunas cosas en las que no tiene influencia. No se puede hacer desaparecer la artrosis o la estenosis, pero se puede “limitar el daño técnico” muy bien.

Con el auto-masaje, usted puede reducir la tensión muscular y eliminar los puntos desencadenantes. Esto ayudará a retardar la progresión de la osteoartritis, por ejemplo.

Dispositivos de masaje para eliminar la tensión muscular en el cuello

¿Qué dispositivos de masaje se pueden utilizar para aliviar la tensión muscular en el cuello?

Puedes masajear con los dedos o con una pelota de masaje, hay muchos productos hoy en día que se utilizan para este fin.

En principio, sólo con los dedos y una pelota de tenis es suficiente. Usted no tiene que comprar un equipo de masaje o algo por el estilo. Usted puede probar completamente el automasaje sin tener que gastar dinero.

Sin embargo, es interesante equiparse con una pelota de masaje y / o un producto especializado ya que los dedos se cansan rápidamente durante el automasaje y tienden a mostrar signos de estrés excesivo.

Especialmente si no tienes dedos musculosos y poderosos como los de un artesano, por ejemplo. E incluso en este caso, o precisamente en este caso, ya están muy solicitados por el trabajo. Puedes pedirle a alguien que te realice el masaje si te cansas mucho.

Causas Del Dolor De Cuello

Es común que se presente dolor en los músculos y las articulaciones del cuello. Esto se denomina a menudo “rigidez” debido a las limitaciones que el dolor impone a los movimientos del cuello y la parte superior de la columna vertebral. El problema a veces se extiende a un hombro (pero rara vez a ambos).

El dolor y la rigidez en el cuello y los hombros pueden variar de leve a severa. Pueden ser agudos (repentinos) o crónicos (a largo plazo) y tienen muchas causas: músculos estirados, nervios atascados, reumatismo o diferentes formas de artritis.

El dolor de cuello abarca una amplia gama de molestias de diversos orígenes, que se pueden clasificar ampliamente de la siguiente manera:

  • Trastornos musculares
  • Lesiones o traumatismos
  • Artritis
  • Otros problemas de la columna vertebral

Los problemas musculares son probablemente la causa más frecuente de la enfermedad de este siglo. La mayoría de nosotros ya hemos experimentado esta dolorosa tensión muscular en el cuello o en los hombros – a veces descrita como una sensación de “nudos”.

Esta rigidez es casi siempre un problema agudo. El dolor aparece repentinamente (generalmente al despertar) y tiende a desaparecer por sí solo en menos de una semana.

Algunas causas de rigidez en el cuello:

  • Mala postura en la noche o cama incómoda
  • Estrés, preocupación o ansiedad
  • Conducir por un tiempo inusualmente largo
  • Largas horas pasadas en la computadora

Sin embargo, en muchos casos, es imposible identificar una causa única y obvia. Los espasmos musculares aumentan el dolor, lo que a su vez limita la movilidad del cuello y la parte superior de la columna vertebral.

Una obstrucción en el cuello puede complicar hasta los gestos más simples. Cuando maneje, por ejemplo, asegúrese de girar la cabeza lo suficiente como para ver los otros autos a cada lado.

Inflexibilidad en el cuello y molestia en los hombros

El cuello y los hombros están estrechamente conectados por músculos, huesos, ligamentos y nervios. Esta interconexión asegura que el dolor en un lugar a menudo se propaga a las estructuras vecinas.

Sin embargo, el tipo de dolor que se siente en el cuello y los hombros puede variar de una persona a otra.

Algunos tendrán tirones muy vívidos en un área específica, mientras que otros se quejarán de un dolor sordo que se irradia sobre un área más grande.

El tipo de dolor dependerá de sus hombros y cuello. El dolor muscular a menudo se describe como una punzada cuando un músculo se estira de cierta manera, mientras que el dolor sordo generalmente es causado por la gripe u otra forma de infección viral.

Si usted experimenta entumecimiento u hormigueo en los brazos, además de dolor en el hombro y el cuello, puede deberse a un nervio atorado.

Si tiene un hueso roto o un ligamento roto, sus huesos pueden moverse. En tales casos, usted puede notar un cambio en su estructura ósea.

Si usted tiene rigidez en el cuello y los hombros, puede deberse a que restringe sus movimientos para evitar el dolor. Pero también puede actuar como una incapacidad física para mover el cuello debido al daño a los músculos o nervios. Es importante saber de qué tipo de rigidez se trata para aplicar el tratamiento adecuado.

¿Cuándo es preocupante el dolor de cuello?

Si ha habido un shock, el dolor intenso y repentino en el cuello puede ser un síntoma de traumatismo craneal o una hernia de disco cervical. El dolor de cuello también puede ser causado por la meningitis bacteriana, una condición que afecta con mayor frecuencia a los niños y es particularmente peligrosa.

El dolor (o rigidez) en el cuello es uno de los síntomas de la meningitis, además de los que se enumeran a continuación. Si nota estos otros signos, consulte a un médico inmediatamente:

  • Sensación de gripe o malestar general
  • Fiebre
  • Dolor en el cuello o dificultad para inclinarlo hacia adelante
  • Dolor de cabeza y/o vómitos severos
  • Sarpullido que no se desvanece cuando se presiona con un vaso o un dedo
  • Hipersensibilidad de los ojos a la luz, hasta el punto de forzarlos a acostarse en un cuarto oscuro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!