Cómo Tener Una Relación Sana Y Duradera Con Tu Pareja

Califica este Post

Friedrich Nietzsche dijo una vez que “siempre hay un grano de locura en el amor, así como siempre hay un grano de lógica en la locura”. ¿Es acaso en esa parte de la lógica donde podemos encontrar las características de una relación de pareja sana?

En el lenguaje popular, cuando nos encontramos con alguien de quien nos enamoramos, decimos que “nos vuelve locos”, pero está claro que en toda relación debe haber un poco de racionalidad.

Y en ese momento podemos llamarlo “relación sana”, hecha por personas que se entienden entre sí, o podemos darle mil nombres diferentes. Pero sobre todo, hay que decir que en esa relación es posible encontrar un equilibrio, o al menos eso es lo que algunos expertos afirman.

Cómo Tener Una Relación Sana Y Duradera Con Tu Pareja

Para tener una relación sana, lo primero que hay que hacer es escuchar tus propios criterios. ¿Qué quieres de una relación? ¿Puede dártelo la persona que está a tu lado? Veamos juntos las claves para una relación duradera.

Asumir la responsabilidad de tu estado emocional

Un punto importante para una relación saludable es que cada miembro es responsable de su propia felicidad.

Es esencial que el amor por los demás nazca de un amor propio sólido y una fuerte autoestima que refuerce la idea de que tenemos tantas cosas valiosas que aportar a la relación, esto es esencial ya que muchos se preguntan cómo llevar una relación de pareja sana y feliz.

Recuerda que si te subestimas, puedes terminar culpando a tu pareja o dependiendo demasiado de ella. Es por esta razón, que la relación debe ser entre iguales, ambos deben encontrar un equilibrio en la distribución de responsabilidades.

Abrir canales de comunicación para mantener el equilibrio

El segundo punto es la importancia de la comunicación para establecer y mantener el equilibrio del que acabamos de hablar. Para ello, es imprescindible hacer uso de la empatía y poder abrir canales de escucha activa.

No siempre será fácil, pero es necesario mantener la capacidad de comprensión del otro. Necesitas entender el punto de vista de tu pareja y por qué hace lo que hace.

Debemos ser flexibles y tolerantes, aunque no estemos de acuerdo con él/ella. Estamos en el mismo barco y tenemos un propósito común.

Practicar la asertividad como la mejor forma de sinceridad

Una relación de pareja sana nunca estará basada en mentiras, este es un punto fundamental. Por esta razón, es necesario que ambas partes sean sinceras en los asuntos más importantes, los verdaderos anclajes de la pareja.

Si hay algo que te molesta, no lo guardes dentro hasta que estés saturado, de lo contrario te convertirás en custodio de cientos de comportamientos que crean desagrado.

Por mucho que tu pareja te conozca, tampoco sabe al 100% acerca de todos tus pensamientos. Si eliges tomar todo por sentado, muchas situaciones pueden fácilmente convertirse en discusiones y dinámicas negativas.

Por lo tanto, incluso si estás particularmente en simbiosis, trata de ser claro cuando te expreses. No hay nada de malo en mostrarte vulnerable frente a tu pareja, después de todo es la persona que te ama.

La confianza es vital

Este aspecto es un clásico en las relaciones de pareja, es base para saber cómo mantener una relación estable.

Si no hay confianza por parte de ambos, es poco probable que se logren los objetivos comunes. Es importante hacer que el terreno sea fértil para la positividad y sentirse confiado y apoyado en él.

De esta manera, tendrás fe en el hecho de que siempre que necesites a tu pareja, él te responderá apoyándote, ayudándote a seguir adelante, a caminar y a continuar.

La confianza también evitará el tormento de los celos. Piénsalo: si tu pareja te quiere y tú a él, ¿qué tienes que temer?

Vivir el presente con realismo

Te sigues preguntando ¿cómo mantener una relación de pareja duradera? Aquí va otro consejo, Si te concentras en lo que sucederá, en cambiar al otro, o en las dudas que te llevan a preguntarte si el otro será un buen esposo o esposa, tu relación no tendrá mucho futuro. Una relación sana vive en el presente, aquí y ahora.

Así como no puedes vivir en el futuro, tampoco puedes vivir en el pasado. Prácticamente todas las parejas han tenido problemas; una vez superados y perdonados, hay que dejarlos atrás. No los saque cada vez que se discuta sobre su uso como arma o forma de reprimenda.

¿Qué es una relación sana?

Es compartir con el otro todas tus cualidades y debilidades sin que te juzguen, existiendo la confianza y respeto, además de límites sanos y libertad en la pareja. Cada pareja tiene sus reglas para sus relaciones sanas, pero como base o como complemento  tienen que estar las características que mencionamos.

¿Qué significa estar en una relación?

Esto significa que dos personas diferentes encuentran un espacio para estar juntas, compartiendo sus puntos de vistas e historias.

Habiendo varios tipos de relaciones (abiertas, compatibles, etc.) aquí hablamos de las relaciones donde no se está con otras personas más que con su pareja estable. Más abajo hablamos de los tipos de relaciones que existen.

En este caso, las parejas inevitablemente proyectan un periodo de su vida (o toda) con la persona que se enamoraron o escogieron.

Relaciones de pareja: tipos

¿Cuántos tipos de relaciones hay? Los expertos han identificado al menos 11 de ellos: para saber en qué tipo de relación estás y tu amor es realmente muy simple, sólo tienes que analizar cómo es tu relación, cómo vives la relación de ida y vuelta, cuáles son las principales características de tu vida como pareja. ¿Listo para averiguarlo?

Relaciones independientes

No hay nada malo en ser independiente, pero una relación requiere sacrificio y compromiso. Cada uno necesita su propio espacio y también saber que el otro siempre estará ahí. Sin embargo, demasiada independencia puede ser la señal de algo que no está bien.

Relaciones de codependencia

No funcionan como los otros. Porque cada uno de nosotros necesita un poco de independencia. Un poco, pero necesario. Si somos demasiado dependientes del amor, no es bueno.

Relaciones dominantes/sumisas

Es una forma de poner su relación de la peor manera posible. Sólo uno manda y el otro es sumiso. ¿Cómo puede haber amor y cómo puede equilibrarse la relación?

Relaciones abiertas

Son las más modernas, pero ¿cómo es posible atarse con emociones y sentimientos a otras personas cuando nuestro corazón está ocupado por el amor que sentimos por nuestra pareja?

Cambio de relaciones

Son aquellos en los que los protagonistas intentan cambiar el uno por el otro. Pero al hacerlo, distorsionan sus propias esencias.

Relaciones tóxicas

Son los peores, son aquellos en los que nos sentimos sofocados, porque frente a nosotros tenemos a una persona negativa que no hace más que cancelarnos como persona.

Relaciones no serias

Son dos personas que no buscan nada serio, pero que deciden estar juntos para intentarlo. El problema surge cuando uno de ellos quiere algo más duradero.

Relaciones de mejores amigos

Ellos son los que tienen una conexión total, pero no hay demasiada intimidad. La sexualidad es una parte fundamental de la vida de pareja.

Relaciones sexuales

A diferencia de los anteriores se basan en la comprensión bajo las sábanas, pero no hay nada más fuera del dormitorio.

Relaciones a distancia

Son los más difíciles de tratar porque te hacen sufrir. Mantener la llama viva no es fácil!

Relaciones compatibles

Son las relaciones más sanas, basadas en la confianza, la comprensión, la empatía, el amor y que duran más que los demás. Funcionan porque las personas quieren estar juntas, crecer juntas, conocerse, respetarse y vivir en armonía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido !!